En este momento estás viendo Precauciones para evitar accidentes con caballos enganchados

Precauciones para evitar accidentes con caballos enganchados

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Enganches
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
  • Tiempo de lectura:5 minutos de lectura

El cochero es responsable del caballo, del vehículo y de los pasajeros, incluido él mismo

Hay que tener muy claro que, por mucha confianza que hayamos llegado a tener en la seriedad y mansedumbre de nuestro caballo y creamos que está domado, puede, en un momento dado, tener una reacción brusca y violenta ante una causa externa: un ruido, un movimiento inesperado que lo sorprenda y asuste… Esto en un caballo montado puede tener más defensa, por el mayor contacto con él, pero en un enganche es muy peligroso. Por lo tanto, conviene tomar precauciones para que no llegue a ser causa de accidente.

PRECAUCIONES PARA EVITAR ACCIDENTES

Es necesario tener en cuenta que la práctica del enganche conlleva ciertos riesgos que no siempre se pueden prever y que, por tanto, conviene evitar. Todo ello nos lo cuenta Luis Rivero Merry, Coronel de Caballería y Juez Internacional de Enganches.

Cualquiera que haya sufrido una circunstancia de este tipo sabe lo desagradable que resulta y lo peligroso que puede llegar a ser, hasta incluso provocar daños irreparables y, desde luego, quitarnos la afición. En el “Manual de Enganches” hago referencia a la SEGURIDAD, con mayúsculas, señalando unos principios básicos a tener en cuenta:

  • No enganchar nunca solo.
  • Al enganchar, tener siempre las riendas al alcance de la mano.
  • Montar antes que los pasajeros y bajarse después que ellos.
  • No dejar nunca, con el carruaje parado, el caballo enganchado, sino que haya alguien delante de él sujetándolo.
  • La cabezada o bridón es la última pieza del arnés que se quita.
  • Bloquear el freno siempre en las paradas y utilizarlo en los descensos.
  • Mantener los aires cadenciados, sin forzar la velocidad.
  • Mirar, dentro de lo posible, dónde pisa el caballo.
  • Reducir la velocidad en los giros.
  • Mirar hacia atrás antes de volver y a visar con antelación cuando se vaya a hacer.
  • Tratar de ser, en todo momento, dueño de la situación y prevenir cualquier incidente evitando lo que pueda asustar o sorprender al caballo.
Seguridad en los enganches
Uno de los principios básicos para la seguridad en el enganche es mantener los aires cadenciados, sin forzar la velocidad

 

Esta misma inquietud por la seguridad existe en todos los ámbitos de la afición al enganche y, por ello, la British Driving Society incluye en su “Journal” todos los años las siguientes advertencias:

PRINCIPALES CAUSAS DE ACCIDENTES

1) Utilizar aires demasiado rápidos y evolucionar de manera desordenada.

2) Volver demasiado pronto, en corto, o inclinar el vehículo en un ángulo peligroso.

3) Caballo que cocea, o que tropieza y se cae.

4) Colisión con otro vehículo o con cualquier otra cosa.

5) Rotura de la guarnición o del coche.

6) Guarnición mal ajustada o emplear un método incorrecto para atalajar o desatalajar.

RELACIÓN CON OTRAS PERSONAS

1) Estar permanentemente concentrado y pendiente de los movimientos de los demás.

2) Adelantar a otros vehículos con la máxima precaución, ni demasiado despacio ni demasiado deprisa. Reducir velocidad si el caballo del otro carruaje se excita.

3) Pararse si otro tiene un accidente.

4) Aplicar las señales correctas a utilizar en ruta cuando se vaya a girar o a reducir el paso.

EL CABALLO

1) Tratar de interpretar lo que vuestro caballo puede pensar. Los movimientos de sus orejas os indicarán muchas cosas.

2) Si se puede prever alguna causa de que se asuste, distraer su atención.

3) Si vuestro caballo no está muy confirmado, hacerse acompañar de alguien ágil y no participar en grandes exhibiciones ni eventos importantes.

4) No alimentar demasiado al caballo antes de una presentación. Los ponys especialmente, no necesitan mucha comida.

5) No deje jamás el caballo solo sin alguien que esté pendiente de él.

6) No le permita nunca galopar enganchado.

EL VEHÍCULO Y EL ARNÉS

1) No quitar nunca la cabezada hasta que el caballo esté completamente desenganchado.

2) Todo el material debe ser sólido y estar en buen estado, en especial las riendas, los tirantes y la retranca.

3) Tener siempre las riendas bien cogidas en la mano izquierda y la derecha dispuesta a actuar en caso necesario.

4) La fusta no sirve para nada mientras está en el fustero; por el contrario, en la mano puede contribuir a evitar un accidente.

Accidentes enganches
En la competición se corren riesgos a sabiendas

 

La Federación Francesa hace más o menos las mismas advertencias sobre las causas de accidentes y añade:

“Mal pensado y mal ejecutado, el enganche puede ser un deporte muy peligroso, dejando aparte la competición, donde se corren los riesgos a sabiendas… Es necesario que todo cochero tome conciencia de que es responsable del caballo, del vehículo y de los pasajeros, incluido él mismo. Como el capitán de un barco”.

 

Fotografía de inicio: Cualquiera que haya sufrido una circunstancia de este tipo sabe lo desagradable que resulta, y que puede incluso provocar daños irreparables.

Texto y fotografías: Artículo publicado en Revista Galope nº 18

¿Te interesa este tema? Te recomendamos ‘Manual de Enganches’ de Luis Rivero Merry. 

Manual de Enganches

Deja una respuesta