SICAB 2020: una edición para olvidar

SICAB 2020: una edición para olvidar

Rubén Arrabé ya forma parte de la historia del PRE

Como es costumbre después de cada SICAB, esta revista me hace una entrevista donde comentamos, analizamos, criticamos o simplemente informamos sobre las cosas que se ven o se aprenden durante la semana, siempre con el buen fin de que nuestras críticas sirvan para mejorar en las próximas ediciones. En esta ocasión me van a permitir que demos preferencia a modo de homenaje a un hombre querido por cuantos le conocimos, que a pesar de su juventud deja una huella difícil de de borrar en el mundo del caballo. También deja un recuerdo, que por duro que sea, formará parte de la historia de SICAB. Se trata de Rubén Arrabé.

 

RUBÉN ARRABÉ, HOMENAJE

Conocí a Rubén allá por el año 2008, apenas cumplidos sus 19 años. Fue en un concurso morfológico de Salamanca donde competía con productos de la ganadería de su padre y de algunos amigos; me gustaron sus maneras de presentar tanto en morfología como en funcionalidad. También a él le gusto nuestro ganado y pronto llegamos a un acuerdo para iniciar una etapa juntos.

Era muy joven y nunca había salido de su casa, recuerdo los temores de sus padres y recuerdo también que todo cuanto hablamos quedó supeditado a que toda su familia viniera a Cartagena, para ver si el niño estaba cómodo en su primer trabajo, era natural para ambos, era la primera vez pero, a pesar de su aparente timidez, poco tardó en convertirse en un miembro más de nuestra familia.

Rubén montando a Contuso en el año 2009

 

Hicimos muchos planes juntos y algunos los llevamos a cabo, principalmente en el campo de la doma, donde a mi juicio tenía muchas posibilidades. No era solo mi opinión sino también la de varios profesores que nos ayudaron a mejorar su formación; Rubén tenía algo especial.

Nuestra relación profesional duraría poco más de un año, porque a él le encantaba la presentación de ejemplares en los morfológicos y nosotros habíamos decidido retirarnos de los mismos. Cuando decidió marcharse le costó, y nos costó despedirnos pero, entendiendo que sería lo mejor para él, le deseamos toda la suerte del mundo. Pronto se abrió camino presentando ejemplares, no solo en España sino por el resto de países donde se celebraban concursos de PRE. En todas partes dejó la misma estela, todos le querían. He seguido su trayectoria y me alegré de sus triunfos, que los tenía con frecuencia. Del mismo modo él nunca olvidó el tiempo que trabajamos juntos y se alegraba de nuestros logros.

Cobra de sementales negros de la Yeguada Maipe

 

El día 12 de septiembre el SICAB se quedó mudo de repente, algo había ocurrido que no podía ser. Pronto corrió la noticia de que había muerto un gran hombre y nadie lo entendía, por qué él, por qué allí, solo él sabrá lo que ocurrió y así tenemos que admitirlo. Compartimos el dolor con sus padres, con su mujer y con sus hijos, nos quedamos con su recuerdo y le pedimos a Dios que le reserve el sitio que merece, que no nos quepa duda que a estas alturas ya tiene ganada la gloria.

Ojalá algún día las personas que sean competentes analicen por qué pueden ocurrir estas cosas, por si resultara que los concursos que empezaron siendo un encuentro de amigos, en los que la competición era un divertimento, hoy en la lucha por la competencia, puedan llegar a crear estados de ánimo tan sorprendentes.

¿No será el momento de rebajar la tensión y explicar cuál es la realidad de un concurso?

Gracias, Rubén, por lo que nos diste a los aficionados del PRE. Dejas muchos amigos por el mundo a pesar de tu juventud. Allá donde estés seguro que también los harás, unos antes y otros después, nos reuniremos contigo para seguir hablando de este misterioso animal que tanto te dio en tu vida y por el que la perdiste en lo mejor de tus días. Que Dios te bendiga.

Presentación a la mano de Uranio VII

 


SICAB 2020

Cuando hace justo treinta años unos pocos amigos y quien escribe, tomamos la decisión de crear este salón, no podríamos imaginar un SICAB así. Este fue en SICAB donde solo estaban los que concursaban, este fue un SICAB atípico, este fue un SICAB para olvidar, aunque algunos no podamos hacerlo nunca.

Como no puede ser de otra manera, esta revista se suma al dolor de la familia y no cabe duda de que el nombre de Rubén Arrabe quedará grabado para siempre en la historia del PRE y del SICAB.

Por fin y además de la desgracia, podemos respirar a todo pulmón y los ganaderos creyentes rezar una oración, porque el COVID se quedara en las puertas y no entrara en los pabellones de FIBES, respetando así los concursos que se celebraron en el recinto ferial o dicho de otro modo, respetando a las pocas personas que pudieron asistir y porque todo haya salido bien, en lo que al COVID se refiere.

No queremos ni imaginar que las medidas tomadas el por el Gobierno Central y el Autonómico hubieran coincidido a lo largo de las dos semanas o una vez que todo el montaje estaba hecho y en consecuencia todo el gasto. Hemos caminado por el filo de la navaja y por fortuna acertamos.

Redacción: Pedro, en la redacción sabemos que no has estado en SICAB pero me imagino lo habrás seguido de alguna manera. ¿Puedes darnos tu punto de vista una vez ya pasado el peligro?

Pedro Conesa: Dices bien, una vez que pasa el peligro las cosas se ven de otra manera. Yo también respiré hondo cuando acabó y más aún semanas después, que al parecer no hubo ningún positivo. Sí, tienes razón, seguí a través de los medios el desarrollo, primero de la Doma y a la semana siguiente el morfológico. Te diría que lo vi mejor que otros años puesto que no tenía obligaciones de stand de ganadero y tampoco interrupciones de nadie. El riesgo es que nos acostumbremos y cada año lo veamos desde casa, no por mi presencia que poco importa, sino por la de otros ganaderos y aficionados.

SICAB

 

R: En tu opinión, ¿crees que debió celebrarse un SICAB, llamémosle descafeinado, sin público, sin tiendas, sin color y sin interés? Sin SICAB diría yo. Hay una pregunta que se hacen muchos ganaderos: ¿a quién puede beneficiar hacer una cosa así? Hasta se comenta que lo hicieron para que los empleados de ANCCE cobraran la prima que cobran cada SICAB.

P: Yo añadiría un SICAB sin sentido. He sido y quiero seguir siendo respetuoso con las personas que tienen que tomar las decisiones en ANCCE, supongo que habrán tenido presiones de los ganaderos concursistas y de algunas otras entidades, que por razones distintas y en defensa de sus intereses, supongo habrán presionado. Desde luego no tengo ninguna información. Otra cosa distinta es que una vez pasado el peligro analicemos si mereció la pena correr ese altísimo riesgo, para mí y para otros muchos que carecemos de datos para valorarlo nos pareció un disparate.

Lo que parece claro es que el presiente de ANCCE, o bien tiene hilo directo con el de arriba, o a conseguido saber lo que piensan Pedro Sánchez y Juanma Moreno y poner unas fechas para que la fiesta terminara pocos días antes de que toda España cerrara las puertas por la maldita pandemia. En cuanto a que hayan presionado los empleados, no sé si cobran o no prima por el SICAB, en cualquier caso no creo que sea un año para repartir primas, más bien se podrán repartir ruinas.

SICAB

SICAB

 

R: Precisamente esa es la pregunta que a su vez es la de muchos ganaderos ¿SICAB se merece este deterioro de imagen, con lo que costó llegar a ponerlo donde estaba? Solo para beneficiar a unos cuantos concursistas que merecen todo el respeto pero ¿los demás qué opinan ante este montaje artificial lleno de butacas vacías? ¿Y este gasto quién lo paga?

P: Siempre que hablo de SICAB refiero aquella frase que acuñé en su día donde dije que SICAB se sostenía sobre tres pilares: caballos, ganaderos y público, y que mientras estas se mantuvieran nadie podría cargárselo, pero si alguna de ellas fallara la torre se derrumbaría. Como somos socios y otros muchos ganaderos que sin serlo forman parte de ese conjunto que hace posible el éxito de esta obra impresionante, son ellos quienes deberían opinar, a día de hoy la imagen que nos queda es lo que todos hemos visto. Así fue el treinta aniversario: un SICAB para olvidar.

SICAB

 

R: Este año, como no podía ser de otra manera, hubo muchos menos caballos que años anteriores y por supuesto tampoco hubo selección. ¿Cómo se puede hacer un campeonato del mundo sin haberse clasificado a priori?

P: Esto del campeonato del mundo es cuestión de decirlo muchas veces y al final creérselo, para luego montar una buena publicidad. Creo que hemos hablado de esto en ocasiones anteriores, tendría que haber un reglamento distinto al resto de concursos y solo participar los campeones y subcampeones de los concursos nacionales. El SICAB debería recuperar el Campeonato de España y el último día celebrar el Campeonato del Mundo, que haciendo las primarias hay tiempo para todo.

R: Algo que llamaba mucho la atención este año fue ver la pista llena de jueces, siete o más rodeando un solo caballo para valorarlo. Pobres animales, parecían como indefensos y, además, un locutor todo el tiempo dando la matraca y diciendo los premios que había tenido cada uno en concursos anteriores. Todo ello para que el juez esté bien enterado. Es un tanto surrealista. 

P: Lo de los 6 jueces ya estaba el año pasado y este año habría algún aspirante nuevo. El problema es que al estar todo vacío se veía mucho más y llamaba la atención. Desde luego son demasiados pero si están, deberían situarse estratégicamente sentados sin molestar a nadie, no es necesario meterse debajo del caballo para saber si es macho o hembra. En cualquier caso, estoy seguro de que este año a alguno de los que presionaron para que se celebrara el SICAB le han faltado jueces. En cuanto al locutor, es muy difícil narrar un juego que tiene poco contenido y donde todos los caballos hacen lo mismo, también lo vienen haciendo otros años pero como sabréis, aquellos pabellones son una caja de resonancia y no se oye nada, todo pasa desapercibido.

Lo de decir los laureles que cada caballo tiene en su historial puede influir en los jueces, naturalmente. En otro tiempo no se decía ni el nombre de la ganadería; hoy ya no hay sorpresas y los jueces se estudian el historial de los caballos antes de salir al ruedo, pero si hay alguien repitiendo varias veces que un ejemplar fue campeón el pasado año parece que parte con ventaja, cuando en una competición todos deben partir de cero.

SICAB

 

R: En definitiva, cabe pensar que los expositores comerciales que asistieron para dar colorido a la fiesta, esperando resarcirse de la primera pandemia, tendrán que esperar al próximo año siempre que alguno quede en pie. También los socios no concursistas tendrán algo que decir, ya que participan en el gasto pero no pudieron asistir para ofrecer sus productos a los compradores que tampoco pudieron venir.

P: No se puede encontrar la lógica, supongo que la asociación hace lo que sus socios demandan y hace tiempo que lo único que a la gente le preocupa son los morfológicos y si suben o bajan a un juez de categoría. Los problemas que tenemos los ganaderos y lo de hacer un plan natural de mejora de la raza, al igual que vender potros a precio de saldo porque lo son, eso no está en ninguna agenda ni se discute en ninguna reunión. Muchos ganaderos se quejan en privado, otros reducen sus plantillas, pero nadie abre la boca donde tiene que hacerlo. Esperemos que esto sea solo una cortina, que se pueda pasar página para el próximo año y no nos acordemos de este aniversario fallido.

 

Imagen de inicio: Rubén montando a Contuso en 2008 en los primeros días de doma

Texto y Fotos: Pedro Conesa

pedro@yeguada-maipe.com

Deja una respuesta