Cómo enseñar el primer cambio de pie por Arthur Kottas

Cómo enseñar el primer cambio de pie por Arthur Kottas

Todos los ejercicios se deben montar como un juego y deben ser divertidos para el caballo, ¡no forzados!

Los maestros antiguos empezaban los cambios de pie cuando el caballo ya tenía suficiente fuerza. El cambio de pie tiene lugar en el momento de suspensión, cuando el caballo “salta” suficientemente del suelo y en equilibrio. Esto solo es posible cuando el caballo tenga fuerza en el tercio posterior. Aprende los distintos métodos para enseñar el cambio de pie y conoce las reglas básicas que debes seguir.

Enseñar el primer cambio de pie

1. El primer método es de galope en firme al galope en firme (en este ejemplo, de derecha a izquierda):

     *  Primero, durante la sesión de entrenamiento, busca un galope bien equilibrado, relajado y redondo y galope trocado a ambas manos.

  • Haz varias salidas al galope en firme y en trocado desde el paso a ambas manos.
  • Haz transiciones del galope al paso.

Haz varias transiciones del galope al paso y del paso al galope. Hay gran variedad de lugares donde pedir un cambio de pie. No hagas siempre los mismos ejercicios. El caballo puede ponerse algo tenso y perder la concentración.

Un ejemplo es el siguiente:

  • A mano derecha, en un galope reunido, corto pero activo, pasa por el lado menor. Haz una vuelta de 10 metros en M y al salir de la vuelta, sigue en diagonal hacia C. Mantén al caballo recto y con el mismo ritmo. Quédate bien sentado y cambia las ayudas de las piernas para el galope izquierdo al llegar a la C. La nueva pierna exterior actúa suavemente detrás de la cincha, y la nueva pierna interior se desplaza ligeramente hacia delante, pero no se usa activamente. El ritmo es controlado con la nueva rienda exterior. La fusta se puede usar con tacto para reforzar las ayudas para el cambio de pie.
Un método para enseñar el cambio de pie
Un método para enseñar el cambio de pie

 

El caballo debe cambiar al llegar a la pista – debe pasar la esquina entre C y H galopando a la izquierda.

  • Repite este ejercicio dos o tres veces en el mismo lugar y a ambas manos.

En cuanto domines este ejercicio, intenta hacer lo mismo en otros lugares de la pista. Si el caballo no responde a tus ayudas, no intentes hacer más cambios de pie, pero haz las mismas figuras simplemente al galope. El caballo debe aprender a esperar.

Siempre debemos tener al caballo bajo control.

  • El siguiente ejercicio será galopar por la pista interior y pedir el cambio de pie. Todos los ejercicios se deben montar como un juego y deben ser divertidos para el caballo – ¡no forzados!

2. Otra forma de proceder es de galope en firme a galope en trocado, en este ejemplo cambiando de izquierda a trocado:

* Galopa a la izquierda y haz dos círculos.

* Sigue por la pista y al inicio del lado mayor, pide el cambio de la siguiente manera:

Justo antes del lado mayor de la pista, al completar el círculo, lleva la cara del caballo hacia la izquierda con una sutil acción de la mano izquierda (algo más alta y ligeramente hacia el interior).

Pide el cambio con una acción de la mano izquierda, atrasando tu hombro derecho, seguido al instante por un toque de la fusta sobre el franco izquierdo y la acción de la pierna izquierda detrás de la cincha (la fusta y la pierna actúan el mismo tiempo).

– Observa que en este caso se usan ayudas laterales.

– La acción de la rienda izquierda “cierra” el lado izquierdo y “abre” el lado derecho.

El caballo cambia de pie.

3. Otro sistema usado por algunos domadores es de galope en firme a galope en trocado mediante una transición al trote. Este método se explica con detalle en el apartado de Problemas Frecuentes más adelante.

Mis consejos para enseñar el cambio de pie

Los maestros antiguos empezaban los cambios de pie cuando el caballo ya tenía suficiente fuerza. El cambio de pie tiene lugar en el momento de suspensión, cuando el caballo “salta” suficientemente del suelo y en equilibrio. Esto solo es posible cuando el caballo tenga fuerza en el tercio posterior.

Los cambios son fáciles de hacer, siempre y cuando el caballo tenga equilibrio y galope con trancos regulares.

Para enseñar el cambio de pie hay que seguir las siguientes reglas básicas:

  • Nunca hay que ponerse nervioso o impaciente con el ejercicio.
  • No hay que hacer el ejercicio demasiado difícil – si el caballo no lo comprende hay que dar un paso atrás en su doma y reforzar movimientos más sencillos.
  • No hay que dejar que entre la grupa en el galope previo.
  • Las ayudas deben ser rápidas y a tiempo con el tranco del galope, pero nunca duras o pesadas – hay que usar tacto y psicología.
  • No hay que pedir demasiado y, sobre todo, acariciar y relajar al caballo en cuanto lo comprenda.
  • Al principio, cuando el caballo está aprendiendo, se puede exagerar un poco el movimiento de la parte superior del cuerpo para ampliar el movimiento del caballo.
  • Las primeras veces siempre se debe pedir el cambio en el mismo lugar, buscando el sitio físicamente y mentalmente más apropiado para el caballo.
  • Tras los cambios aislados, siempre hay que volver a pasar por el mismo sitio galopando tranquilamente, sin pedir el cambio.
  • Cuando los cambios de pie estén confirmados, cambia de mano o galopa por la pista sin cambiar de mano, como recompensa.
  • Con un caballo más complicado que cambia levantando la grupa, escoge el segundo método descrito para introducir los cambios.
  • No permitas que las espaldas del caballo “se peguen a la pared” durante los cambios. Mantente algo alejado de la pared.

 

Texto y fotos: La Equitación de Kottas, libro editado por Grupo Lettera, S. L.

¿Quieres más información sobre este libro? Haz clic aquí. 

   

Deja una respuesta