La importancia del eje cabeza-cuello con el tronco del caballo

La importancia del eje cabeza-cuello con el tronco del caballo

Todo sobre las musculaturas cervicales, de la grupa y de los posteriores

En un caballo bien montado, el sistema muscular del cuello evoluciona hacia una bella y larga línea cervical superior que describe una curva convexa. La musculatura cervical inferior está ubicada al lado y debajo de la columna vertebral y la musculatura de la grupa y de las extremidades posteriores, que se dividen en cuatro grupos en función de su ubicación, por su gran importancia para el caballo, es lo que el Dr. Heuschmann nos explica en este artículo.

La musculatura cervical

En un caballo bien montado, el sistema muscular del cuello evoluciona hacia una bella y larga línea cervical superior que describe una curva convexa. Junto a la unión de la columna vertebral cervical con las articulaciones de las espaldas, estos músculos (de los que el más importante es el musculus splenius cervicis) funcionan como elevadores del cuello. Cuando el eje cabeza-cuello mantiene una posición baja, dichos músculos, junto con el efecto pasivo del ligamento de la nuca, tienen tendencia a estirar los procesos espinosos largos de la cruz hacia delante y, de esta forma, pueden elevar el dorso par encima del ligamento dorsal y descargar así el músculo dorsal largo. El resultado es que el conjunto muscular dorsal puede trabajar libremente, permitiéndole al dorso un movimiento oscilante, lo que se conoce coma el swing, o balanceo.

Musculatura caballo

Si se desarrolla adecuadamente, este sistema muscular cervical superior puede realizar el trabajo de soporte que pasivamente genera el sistema ligamentoso de la nuca, convirtiéndose en el sistema cervical superior activo.

Según su ubicación, la musculatura cervical se estructura en los músculos cortos y largos del cuello, y en los músculos que, según su efecto, pueden clasificarse en diferentes grupos, como por ejemplo, rotadores, flexores laterales, elevadores, etc. La mayoría de los músculos cervicales se encuentran al lado o por encima de la columna vertebral cervical, y una minoría, por debajo de esta. Las ilustraciones muestran la disposición de estos músculos alrededor de la columna vertebral cervical en forma de S. Además, permiten apreciar claramente la conexión muscular del cuello con las extremidades anteriores y el tronco.

El triángulo que se forma en el posterior de la columna vertebral cervical, la cruz y las escapulas aloja un sistema muscular de varias capas que encajona el ligamento de la nuca (lamina nuchae), en el centro.

Los músculos más importantes de esta zona (musculus semispinalis capitis, musculus splenius cervicis y musculus splenius capitis, musculus spinalis thoracis y musculus spinalis cervicis, musculus trapezius, musculus serratus, etc.) unen la columna vertebral cervical con el aparato ligamentoso de la zona de las espaldas, los procesos espinosos de la cruz y las vértebras de la columna vertebral torácica y de la zona interna de las escapulas.

Así pues, se origina una estrecha unión del eje cabeza-cuello con el tronco. Esta unión anatómica explica la influencia directa de la posición y la longitud del cuello sobre la biomecánica del dorso.

La musculatura cervical inferior

Está ubicada al lado y debajo de la columna vertebral cervical. Se extiende a lo largo de numerosos músculos sueltos entre la cabeza y la columna vertebral cervical, entre cada una de las vértebras, la columna vertebral cervical y el tronco (esternón, costillas, escapula). Tiene la función de estirar la cabeza hacia abajo y de flexionar la columna vertebral cervical hacia un lado. También influye sobre la mandíbula inferior, la laringe y el hioides. En un caballo bien adiestrado se reduce en tamaño, puesto que apenas se activa si se realiza el entrenamiento correctamente.

En sentido contrario, esto significa que una musculatura cervical inferior bien desarrollada es la señal de un entrenamiento incorrecto.

Cuello caballo

Musculatura de la grupa y de las extremidades posteriores

La extensa masa muscular se divide en cuatro grupos en función de su ubicación:

Músculos de la Grupa

Estos músculos ocupan el espacio entre la pelvis o el sacro y la articulación de la cadera. Dependiendo del punto de fijación, pueden funcionar como flexores y como extensores de la articulación de la cadera. Los extensores están considerablemente más desarrollados. Son los máximos responsables de empujar las extremidades. Más adelante, cuando un caballo está bien adiestrado y baja la grupa en los aires más reunidos, estos también realizaran el esfuerzo de cargar con el peso del jinete y el del propio caballo.

Musculatura grupa

Los músculos flexores mueven las extremidades hacia delante en la fase de suspensión y no tienen que realizar un trabajo de esfuerzo.

Músculos lumbares internos

Los   músculos   lumbares   internos emergen de la zona inferior de la columna vertebral cervical y se extienden hasta la pelvis y la parte interior del muslo. Ayudan a desplazar los posteriores hacia delante, llevando la pelvis hacia delante, por ejemplo, en el galope, y a arquear la columna vertebral lumbar y torácica. ¡Son puramente músculos de movimiento, y no músculos de soporte!

Al igual que el músculo dorsal largo, estos músculos carecen de importancia a la hora de soportar el peso del jinete. También son músculos puramente carnosos, lo cual justifica su importancia fisiológica como músculos de movimiento.

Músculos isquiotibiales largos

Los músculos isquiotibiales largos unen la parte posterior de la grupa con la zona de la articulación de la babilla. Así, en la fase de apoyo, son extensores de la articulación de la babilla y, mediante una conexión paralelográmica y tendinosa de la articulación de la babilla con el corvejón, también funcionan como extensores de esta articulación. Al contraerse, los músculos isquiotibiales largos trabajan unidos a los músculos de la grupa o de los glúteos. En la fase de batida, en la que el caballo empuja las extremidades contra el suelo para despegar del suelo, son los músculos responsables de desarrollar la fuerza de empuje. En la fase de suspensión, son los flexores de la articulación de la babilla.

Extensores de la articulación de la babilla

Los extensores de la articulación de la babilla están situados debajo de las puntas de las caderas, delante del muslo. Elevan las rótulas y, dependiendo del estado de tensión en que se encuentren los músculos en la parte posterior de las extremidades, funcionan como extensores de la articulación de la babilla o bien proyectan la extremidad hacia delante. En el proceso de flexión, por ejemplo, cuando el caballo baja las caderas para realizar un movimiento en reunión, los extensores de la babilla fijan las rotulas en el sitio y participan activamente en la acción elástica y amortiguadora de las grandes articulaciones de las extremidades posteriores.

Son carnosos, con un gran riego sanguíneo. Estos músculos locomotores, lo que significa que no están diseñados para un trabajo de soporte pasivo, requieren de un periodo extenso para lograr una correcta flexión de las articulaciones de los posteriores.

 

Imagen de inicio: Caballo de silla con cuello ideal desde el punto de vista anátomico y una muy buena base muscular

Texto y fotografías: Del libro “El Dedo en La Llaga”, del Dr. Med. Vet. Gerd Heuschmann y publicado por Picobello Publishing

Deja una respuesta