¿Quieres conseguir una buena flexibilidad en tu caballo?

¿Quieres conseguir una buena flexibilidad en tu caballo?

Travers y Renvers: los ejercicios clave en la flexibilidad del caballo. Conócelos

La cabeza al muro (travers), la grupa al muro (renvers) y los apoyos, forman parte de la misma familia de ejercicios y son inmejorables para desarrollar y conformar la flexibilidad lateral. Descubre cómo ejecutarlos en este post.

 

CABEZA AL MURO Y RENVERS

Para que tanto en la cabeza y grupa al muro como en los apoyos se cumpla el objetivo de flexibilidad lateral, el caballo debe remeter los posteriores debidamente, y no simplemente “deslizarse” de lado. Estos ejercicios se deben pedir poco a poco, siempre con ligereza, con la misma cadencia y manteniendo al caballo “sentado”.

Introducir la cabeza al muro (travers)

Empieza al paso, con calma y lentamente. Pon al caballo redondo, mantén el paso activo y el caballo tranquilo (haz un par de espaldas adentro antes de empezar). Al final del lado menor de la pista incurva al caballo al pasar por la esquina. Al iniciar el lado mayor, posiciona la cabeza del caballo mirando hacia delante por la pista. Mira hacia delante entre las orejas del caballo. Posiciona las espaldas del caballo, manteniendo la incurvación (mano interior, pierna interior). No pidas demasiada flexión del cuello. Tus hombros deben estar paralelos a las espaldas del caballo. Atrasa la pierna exterior –toca al caballo ligeramente de modo intermitente– y mantén la pierna interior sobre la cincha para mantener la incurvación. El caballo debe incurvarse alrededor de tu pierna interior. Puedes dar unos toques con la fusta sobre el franco exterior.

Haz medias paradas suaves con la rienda exterior para controlar la espalda exterior. La rienda exterior permite que el caballo se mueva “hacia delante y hacia el lado”. Acaricia tras conseguir varios pasos laterales y sigue recto.

Renvers y travers

Introducir el renvers

El renvers es la imagen inversa de la cabeza al muro: la grupa es empujada hacia el muro.

Dobla por la línea de cuarto desde el lado menor. Al hacerlo, posiciona la cabeza del caballo mirando hacia delante sobre la línea de cuarto. Usa la nueva rienda interior para mantener la incurvación.

Haz suaves medias paradas con la rienda exterior para controlar la espalda exterior. La rienda exterior permite que el caballo se mueva “hacia delante y hacia el lado”. Pide que el caballo desplace la grupa hacia la pared. Atrasa la pierna exterior.

El caballo debe incurvarse alrededor de la pierna interior del jinete. No pidas demasiada flexión del cuello. Acaricia tras unos pocos trancos laterales y continúa recto por la pista.

Renvers y travers
Cabeza al muro (parte izquierda del dibujo) y renvers (parte derecha del dibujo) se pueden hacer sobre el círculo, aunque hay que vigilar el posicionamiento correcto del caballo, sobre todo en cabeza al muro

 

Cabeza al muro y renvers sobre el círculo

Se puede ejecutar la cabeza al muro y el renvers sobre el círculo, a ambas manos, con la grupa hacia dentro o hacia fuera. Muchos caballos tienden a torcerse desplazando la grupa hacia el interior, de modo que hay que tener cuidado al hacer cabeza al muro en un círculo para mantener el posicionamiento correcto, con la flexión e incurvación alrededor de la pierna interior del jinete. El renvers sobre el círculo (la grupa hacia el exterior del círculo) es muy útil para la flexibilidad del caballo.

 

Texto, ilustraciones y fotos: La Equitación de Kottas, libro editado por Grupo Lettera, S. L.

¿Quieres más información sobre este libro? Haz clic aquí.

Deja una respuesta